Financiamiento

No obstante que el Centro de Sanación Cuántica Haldein no tiene fines de lucro, éste debe autosustentarse en cuanto a gastos de alquiler, agua, teléfono, electricidad, calefacción, papelería, publicidad, mantención, aseo, etc. Para solventar estos gastos, los sanadores del centro aportan con una colaboración mensual de acuerdo a sus posibilidades, y los pacientes colaboran con un aporte de $7.000 por sesión de sanación cuántica (siete mil pesos chilenos); tercera edad $5.000;  niños hasta 12 años gratis.   Aquellos pacientes que no pueden pagar este aporte pueden solicitar rebaja e incluso atención gratuita completando una solicitud escrita en recepción.

Nadie se quedará sin sanación si lo solicita.